En Blog

En México, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha dispuesto una serie de especificaciones para la construcción de sistemas de distribución eléctrica subterránea, esto con el fin de uniformizar la calidad de las redes y de simplificar su construcción. Tales especificaciones parten de un criterio técnico-económico que permite garantizar el óptimo desempeño de la red de distribución subterránea, la seguridad de la misma y el respeto y cuidado del medio ambiente al momento de realizar su instalación.

Fundamentada en la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica, el Reglamento de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, la ley Federal sobre Metrología y Normalización, la Norma Oficial Mexicana NOM-008-SCFI Sistema General de Unidades de Medida y la Norma Oficial Mexicana NOM-001 SEDE Instalaciones Eléctricas (utilización), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reglamenta a nivel nacional las características que debe reunir el equipo y los materiales empleados en la instalación de sistemas eléctricos subterráneos, los procedimientos que deben seguirse para evaluar la eficiencia y calidad de los mismos, así como los métodos que deben aplicarse para la instalación y mantenimiento de dichos sistemas. En esta ocasión hablaremos en particular de las especificaciones para realizar las conexiones en un sistema de baja tensión, para las que se recomienda utilizar conectores de alta calidad, como los conectores elastimold, que cumplan cabalmente con los lineamientos definidos por la CFE y que garantizarán durabilidad y el buen desempeño del sistema subterráneo si se realiza su instalación correctamente.

En las conexiones subterráneas de baja tensión resulta necesario emplear conectadores múltiples, esto con la finalidad de proporcionar las acometidas y para poder interconectar los tramos de cada circuito que conforman la red de distribución. Los conectores o conectadores deben ser aislados para 600 V y contar con cuatro, seis, ocho, diez o doce salidas conectadas por medio de un juego de conexión. Este juego de conexión tiene que estar formado por un tornillo, una zapata y una manga removible, ya sea termo contráctil o contráctil en frío.

El neutro, en un sistema de baja tensión, se deberá poner a tierra utilizando un conectador múltiple colocado en el último registro del circuito secundario, registro que deberá contar con un tornillo de seguridad para evitar actos vandálicos. En caso de que se trate de un sistema murete-caja de conexión, todas las derivaciones a los medidores requerirán el uso de conectadores derivados tipo mordaza y la conexión a la acometida a la red deberá realizarse retirando únicamente la porción de aislamiento que sea necesaria, es decir, se deberá evitar abrir los conductores de la red secundaria. La conexión a la acometida en una red de este tipo forzosamente debe ser aislada o hermética en caso de que se instale en una área costera o que presente alta contaminación, y para lograr el cierre hermético se utiliza una manga y un sello inhibidor.

Una vez realizadas las conexiones que acabamos de mencionar y previo a la conexión de los circuitos al transformador, se tienen que realizar las pruebas eléctricas que sean necesarias y verificar el balanceo de cargas con las acometidas. Hecho lo cual, se puede proceder a conectar los cables del circuito a las zapatas del transformador instalando en los cables conectores rectos o tipo espada con las características necesarias para mantener la hermeticidad del aislamiento. En caso de que se empleen equipos tipo pedestal con conectores rectos la conexión siempre debe ser aislada, mientras que en los equipos sumergibles las conexiones que se realicen de los cables de red hacia los transformadores, además de ser aisladas, tendrán que ser herméticas y sumergibles.

El siguiente paso en la conexión de sistemas subterráneos es instalar los conectores múltiples, siendo los conectores elastimold una de las mejores opciones por su calidad y confiabilidad. La instalación se realiza de la siguiente manera: se identifican las fases en las que se tienen que instalar los conectores, se retira el tapón aislado de la salida en la que se realizará la conexión y se limpia con solvente la cubierta del cable. Se procede a medir la profundidad del conector zapata para retirar únicamente el aislamiento necesario dejando una tolerancia de 3.75 mm, se introduce la manga removible o termo ajustable, se verifica que el conector tenga suficiente grasa inhibidora y después de cepillar el conductor expuesto se debe introducir este en el conector. Posteriormente es necesario revisar que el conector se encuentre instalado firmemente en el cable y que no presente ningún tipo de fractura por compresión, de lo contrario será necesario instalar uno nuevo. Se recomienda que antes de repetir el proceso se verifique la razón por la que el conector se fracturó, por ejemplo, por no haber utilizado las herramientas adecuadas o bien, por la mala calidad del conector.

Realizado lo anterior se limpia la superficie metálica del conector múltiple en el que se vaya a hacer la conexión, así como la superficie de la zapata que hará contacto con el conector múltiple, para lo que se puede utilizar una lija de óxido de aluminio. Después de llevar a cabo la limpieza, con un tornillo de 9.52 mm y una rondana de presión galvanizada se deberá fijar la zapata del cable al conector múltiple, con cuidado de que los cables lado fuente y lado carga queden perfectamente conectados en la primera y en la segunda salida dejando así libres el resto de las salidas del conector para las acometidas. Es importante mencionar que los cables deben permitir que el conector salga 70 cm arriba del nivel del suelo.

Antes de finalizar se remueve la manga al lugar que ocupará de manera definitiva verificando que quede instalada correctamente a tope con el aislamiento del cuerpo del conectador múltiple, en caso de que se trate de una manga removible. Por otra parte, si se trata de una manga termo ajustable, se tiene que remover esta hasta que quede a tope con el aislamiento del cuerpo del conector para aplicar una flama directa con ayuda de un soplete, empezando por la parte inferior y moviendo constantemente la flama para distribuir uniformemente el calor alrededor de la manga. En este proceso es necesario tener cuidado de no dejar burbujas de aire en la manga y evitar aplicar el calor en un solo punto, pues de ser así la manga podría dañarse y su agarre no será uniforme. En caso de que la manga sea removible o contráctil es imprescindible seguir las recomendaciones de instalación proporcionadas por el fabricante.

Como puedes notar, la calidad de los conectores que se utilicen en la instalación de un sistema de distribución eléctrico subterráneo es fundamental para su seguridad y óptimo funcionamiento, por ello, en Asesores en Alta Tecnología ponemos a tu disposición conectores elastimold, reconocidos a nivel internacional por su alta calidad. Visita nuestro catálogo en línea para conocer a detalle nuestros productos, o bien, contáctanos, con gusto te brindaremos la información que necesitas y te asesoraremos en la elección de los conectores que se adapten a las necesidades de tu proyecto.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

*

Comience a escribir y presione Enter para buscar

banco de capacitorestransformadores-una-garantia-de-optimizacion-y-seguridad