En Seccionadores sólidos, Seccionadores, Seccionadores en SF6

Las subestaciones tipo patio son usadas en la intemperie en distintas industrias y comúnmente son alimentadas por redes subterráneas a 34.5 kV y en la parte de baja tensión pueden usarse niveles de tensión conforme los requisitos de los usuarios. Destacan por su alta durabilidad y capacidad de resistir a condiciones externas, sin embargo, sus componentes requieren mantenimientos periódicos. Los seccionadores sólidos es uno de los que más atención necesita. Si desean saber qué medidas aplicar para garantizar su funcionamiento y vida útil, continúen con esta publicación.

¿Qué son?

Se trata de dispositivos de maniobra que pueden interrumpir visiblemente la continuidad de un circuito y pueden manejarse bajo tensión, pero comúnmente sin corriente, debido a que tienen baja capacidad interruptora. Los seccionadores sólidos son indispensables, para garantizar la seguridad en el aislamiento físico de los circuitos antes de efectuar trabajos, además, para aquellos donde no basta un interruptor para garantizar el aislamiento eléctrico.

Los seccionadores son necesarios en las redes eléctricas y existen distintos tipos, por ejemplo, los monopolares para media y alta tensión y con distintos métodos de apertura y cierre. En las subestaciones tipo patio de media tensión, poseen una columna central giratoria e interrupción doble, en cambio, en las de alta tensión, poseen una interrupción y dos columnas giratorias. Hay diversos cuidados que deben aplicar para su óptimo funcionamiento, entre los que destacan los siguientes:

Limpieza

La limpieza de los seccionadores sólidos se realiza con hidrolavadoras, trapos, esponjas metálicas y jabón industrial. El chorro debe enfocarse en el aislamiento y puntos de conexión y unión. El tiempo del proceso varía según las condiciones ambientales y sus dimensiones, que son directamente proporcionales al nivel de tensión.  Debe limpiarse la parte interna del gabinete de control, aunque cuidadosamente, ya que se encuentra en él cableado de control y borneras. Para ello se usa un trapo húmedo y una brocha para las partes difíciles.

Inspecciones visuales

Son muy importantes, debido a que los seccionadores deben permanecer en el exterior y expuestos a la corrosión. Tienen que revisarse periódicamente para informar su estado físico. Existen subestaciones donde hay mucha contaminación y humedad que dañan la pintura y causan corrosión. La inspección permite detectar rajaduras, bordes desportillados, conectores dañados o contactos sueltos.  La ayuda de técnicos permitirá que las uniones y contactos no estén sueltos ni corroídas, además, garantizarán el bienestar de piezas metálicas externas y bridas. Si se detectan los problemas enlistados, deben solucionarse de inmediato.

Limpieza

La limpieza de los seccionadores se realiza con hidrolavadoras, trapos, esponjas metálicas y jabón industrial. El chorro debe enfocarse en el aislamiento y puntos de conexión y unión. El tiempo del proceso varía según las condiciones ambientales y sus dimensiones, que son directamente proporcionales al nivel de tensión.  Debe limpiarse la parte interna del gabinete de control, aunque cuidadosamente, ya que se encuentra en él cableado de control y borneras. Para ello se usa un trapo húmedo y una brocha para las partes difíciles.

Lubricación de contactos

Es importante para mejorar el deslizamiento de las superficies de contacto de los brazos para disminuir la fricción generada cuando se efectúan maniobras de apertura y cierre. El aceite también evita que el motor se dañe con el tiempo.

Calibración

Los brazos del equipo tienen que estar a 180° en la posición de cierre y a 90° con respecto del bastidor en posición abierta. Para ello, los seccionadores tienen un mecanismo preciso para abrir y cerrar los contactos y evitar demoras en el arco eléctrico al realizar la maniobra, sin embargo, se descalibra con el tiempo.

Si los brazos están a menos de 90° en la posición abierta, debe verificarse el recorrido del motor. Si es bueno, debe ajustarse el mecanismo para asegurar la correcta apertura de los brazos y que realicen el recorrido faltante si perjudicar su cierre, en cambio, si es malo debe arreglarse el motor par que efectúe la trayectoria que especifican los fabricantes.

Los desajustes en el mecanismo diagonal hacen que los brazos no tengan los mismos valores de ángulo. Dicho mecanismo posee un tubo acoplado que puede alargarse o acoplarse hasta el cierre adecuado. Es importante revisar que el mando tenga alimentación continua y alterna y que el motor funcione adecuadamente sin recalentamiento.

La trayectoria del motor posee unos fines de curso que deben calibrarse para la apertura y el cierre. La resistencia tiene que operar adecuadamente para evitar la corrosión de los elementos y retirar el agua en la cabina. Tienen que reajustar borneras de conexión y verificar que no haya grietas o aberturas en la cabina para evitar la filtración de líquido.

Ajuste de tornillerías

El equipo de potencia es frecuentemente sometido a vibraciones, lo que causa desajustes en el par de apriete, por tal motivo tienen que reajustar la tornillería en conectores y uniones. También deben apretarse los tornillos de los brazos y del mecanismo de maniobra.

Tareas de mantenimiento

Para realizarse se desacopla el seccionador del mando y se amarra el mecanismo para evitar contactos no deseados. Esto se realiza por motivos de seguridad, para efectuar la calibración de cierre y apertura y facilitar la verificación de enclavamiento sin energizar la línea. Si tienen dudas sobre los seccionadores y las tareas de mantenimiento, no duden en contactar a técnicos especializados.

Si se entrega el seccionador con una de sus partes energizadas, debe evitarse el mantenimiento de la otra parte, ya que no dispone de la distancia de seguridad requerida y está próxima al contacto con tensión, lo que conlleva riesgos de choque eléctrico para los encargados de las tareas.

Revisión de enclavamiento

Los enclavamientos son cruciales, ya que proporcionan seguridad y evitan daños en los equipos. Los errores humanos son posibles, por lo que los enclavamientos entre interruptor y seccionador deben operar adecuadamente y conforme las siguientes pautas:

  • El manejo del seccionador debe realizarse cuando el interruptor vinculado esté abierto.
  • Las operaciones manuales y eléctricas tienen que coincidir con los enclavamientos.
  • Los seccionadores con cuchilla de puesta a tierra tienen que permitir únicamente aterrizar si están abiertos.

Sigan todas estas medidas y les aseguramos que su seccionador se mantendrá en óptimas condiciones. En caso de que necesiten un remplazo o deseen adquirir seccionadores en SF6, contacten a los expertos de Asesores en Alta Tecnología. Comuníquense a las líneas (81) 8365 0229, (81) 8357 4493 para más información, llenen nuestro formulario o envíennos un correo a la dirección que encontrarán en la sección de contacto.

Publicaciones recientes

Solicita una cotización aquí

Comience a escribir y presione Enter para buscar