En Blog

El banco de capacitores está conformado por condensadores o componentes que tienen la capacidad de almacenar energía como una carga eléctrica, produciendo una diferencia de potencial (voltaje estático) a través de sus placas, al igual que una batería recargable pequeña.  Existen diferentes tipos de capacitores, pero prácticamente todos tienen el mismo objetivo: almacenar carga. En su forma básica, un condensador consiste en dos o más placas (metálicas) conductoras paralelas que no están conectadas o tocándose entre sí, sino que están separadas eléctricamente ya sea por aire o por alguna forma de un buen material aislante tal como papel encerado, mica, cerámica, plástico o alguna forma de un gel líquido como se usa en los condensadores electrolíticos.

La capa aislante entre las placas de un condensador se denomina comúnmente dieléctrico. Gracias a la capa aislante, la corriente del capacitor no fluye por medio del condensador mientras que la bloquea permitiendo al voltaje estar presente a través de las placas en la forma de una carga eléctrica.

Las placas metálicas conductoras de un condensador en un banco de capacitores pueden ser cuadradas, circulares o rectangulares, o pueden ser de forma cilíndrica o esférica con la forma general, el tamaño y la construcción de un condensador de placa paralela dependiendo de su aplicación y clasificación de voltaje.

Cuando se utiliza en una corriente continua o en un circuito de CC, un condensador carga hasta su voltaje de alimentación, pero bloquea el flujo de corriente a través de él porque el dieléctrico de un condensador no es conductor y al contrario, es un aislante. Sin embargo, cuando un condensador está conectado a una corriente alterna o circuito de CA, el flujo de la corriente parece pasar directamente a través del condensador con poca o ninguna resistencia.   Hay dos tipos de carga eléctrica, carga positiva en forma de protones y carga negativa en forma de electrones. Cuando se coloca una tensión continua a través de un condensador, la carga positiva (+ ve) se acumula rápidamente en una placa mientras que una carga negativa (-ve) correspondiente se acumula en la otra placa. Para cada partícula de carga + ve que llega a una placa una carga del mismo signo se apartará de la placa –ve.

Entonces las placas permanecen neutrales de carga y se establece una diferencia de potencial debido a esta carga entre las dos placas. Una vez que el condensador alcanza su condición de estado estacionario, una corriente eléctrica no puede fluir a través del propio condensador y alrededor del circuito debido a las propiedades aislantes del dieléctrico utilizado para separar las placas. El flujo de electrones sobre las placas se conoce como la Corriente de Carga de los condensadores en el banco de capacitores, que continúa fluyendo hasta que la tensión entre ambas placas (y por lo tanto el condensador) es igual a la tensión aplicada Vc. Aquí se puede decir que el condensador está completamente cargado con electrones.

La intensidad o velocidad de esta corriente de carga está en su valor máximo cuando las placas están completamente descargadas (condición inicial) y lentamente se reduce en valor a cero cuando las placas se cargan hasta una diferencia de potencial a través de las placas de condensadores igual a la tensión de la fuente. La cantidad de diferencia de potencial presente a través del condensador depende de cuánta carga se depositó en las placas por el trabajo que se realiza por el voltaje de fuente y también por la cantidad de capacidad que tiene el condensador. La capacidad es la propiedad eléctrica de un condensador y es la medida de una capacidad de condensadores en el banco de capacitores para almacenar una carga eléctrica en sus dos placas con la unidad de capacidad que es el Farad (abreviado a F) bautizada así por el físico británico Michael Faraday.  La capacidad eléctrica se define como el hecho de que un condensador tiene la capacidad de un Farad cuando una carga de un Coulomb es almacenada en las placas por un voltaje de un voltio.

La Capacidad eléctrica, representada por C es siempre positiva y no tiene unidades negativas. Sin embargo, el Farad es una unidad de medida muy grande para usar por sí solo, por lo que se usan sub-múltiplos de Farad, como por ejemplo micro-farads, nano-farads y pico-farads. Recordemos que el objetivo de un condensador es almacenar la carga eléctrica en sus placas. La cantidad de carga eléctrica que un condensador puede almacenar en sus placas se conoce como su valor de Capacidad y depende de tres factores principales:   Área superficial El área superficial, representada por A, de las dos placas conductoras que componen el condensador. Cuanto mayor sea el área mayor será la capacidad. Distancia La distancia, d, entre las dos placas. Entre menor sea la distancia mayor será la capacidad. Material dieléctricoO sea, el tipo de material que separa las dos placas llamadas «dieléctricas».

Cuanto mayor sea la permisividad del dieléctrico mayor será la capacidad. Un condensador o capacitor consiste en placas metálicas que no se tocan, sino que están separadas por un material llamado dieléctrico. El dieléctrico de un condensador puede ser aire, o incluso un vacío, pero es generalmente un material aislante no conductor, tal como papel encerado, vidrio, mica, diferentes tipos de plásticos, etc.  Para saber cuáles son sus ventajas, no dejes de leer nuestros siguientes artículos del blog. Y recuerda que tenemos todo tipo de soluciones eléctricas para ti.

Publicaciones recientes

Solicita una cotización aquí

Comience a escribir y presione Enter para buscar

Banco de capacitoresTransformadores