En restauradores, Restaurador eléctrico, Seccionadores

Los restauradores eléctricos se instalan comúnmente en las redes eléctricas aéreas, aunque hay ejemplares para subestaciones y redes subterráneas. Interrumpen permanentes y sobrecorrientes en las líneas eléctricas por medio de recierres que se programan según las curvas de protección configuradas, además, realizan coordinaciones de protecciones adecuadas con otros equipos en el mismo circuito. Es importante que se mantengan en óptimas condiciones y se asegure su funcionamiento con diversas pruebas que deben conocer, además, saber preparar y aplicar. También es importante que aprendan a interpretar sus resultados.

Prueba de resistencia de aislamiento

Permite conocer las condiciones de los elementos aislantes del restaurador, que es importante en las redes, además, detectar su degradación. La unidad cuenta con materiales higroscópicos, por ejemplo, barra de operación, aceite, y otros que intervienen como respaldo de las cámaras de interrupción. Comúnmente se usa porcelana mediante boquillas tipo sólido para su aislamiento a tierra, y hay otros tipos como el aislamiento SF6 y vacío.

Para preparar esta prueba es importante que se limpie la boquilla de la porcelana a la perfección, se retiren elementos contaminantes, polvo y humedad, también deben realizar la prueba cuando la humedad relativa esté por debajo del 75%. Tienen que seguir la siguiente serie de recomendaciones generales:

  • Tomen medidas de seguridad personal y para el restaurador durante las pruebas según el reglamento del CFE.
  • Deben tramitar licencias y registros correspondientes según las normativas del Sistema Eléctrico Nacional para equipos en operación.
  • Asegúrense de que los equipos sometidos a pruebas estén desenergizados, además, corroboren la apertura física de cuchillas seccionadoras e interruptores.
  • La estructura o tanque del equipo por probar tiene que estar aterrizado.
  • Revisen que las condiciones del clima sean favorables para que no repercutan en los resultados de las pruebas.
  • Aterricen el restaurador por probar durante diez minutos para eliminar cargas capacitivas que afecten la seguridad del personal o las pruebas.
  • Desconecten las terminales del restaurador eléctrico de la barra o línea.
  • Las pruebas que realicen en equipos nuevos, operativos o reparados deben estar precedidas por diagnósticos e inspecciones.
  • Preparen los recursos de pruebas requeridos y el sitio de trabajo. Delimiten el perímetro de operaciones para evitar la circulación de personas y procuren fuentes de energía limpias.
  • Asegúrense de colocar el equipo sobre bases niveladas y firmes.
  • Corroboren y eliminen las interferencias que repercutan en los valores de prueba, por ejemplo, polvo, humedad, inducción electromagnética, etcétera.
  • Eviten aplicar una tensión de prueba superior a la tensión nominal del restaurador.
  • Anoten o capturen las lecturas de pruebas con la información que necesita el formato correspondiente.
  • Pongan el equipo fuera de servicio al finalizar y aterrícenlo nuevamente.

Todos estos puntos aplican no solo para la prueba de aislamiento, también para todas las que mencionaremos en esta publicación. Consideren los siguientes valores para interpretar los resultados de la prueba de resistencia de aislamiento en restauradores de aceite. Para unidades con más de un año de uso, consideren que el valor mínimo tiene que ser de 5,000 MΩ, mientras que para los que tengan menos de un año el valor de resistencia de aislamiento debe ser por mínimo de 10,000 MΩ.

Si obtienen valores inferiores, requieren pruebas dieléctricas al aceite aislante e inspeccionar el interior del restaurador para detectar y corregir la causa de las pérdidas en el aislamiento. Tomen en cuenta que las lecturas de resistencia de aislamiento de los equipos de gas SF6 son de valores elevados.

Pruebas de factor de potencia

Intervienen en esta prueba los elementos aislantes del restaurador, que es parte del equipo primario de subestaciones eléctricas, por ejemplo, aceite, boquillas, aislamientos auxiliares y partículas semiconductoras de carbón, que se forman por los arcos eléctricos y la consecuente descomposición del aceite. Para preparar la prueba consideren la lista de puntos de la prueba anterior.

Deben saber que las pérdidas de los aislamientos no son iguales con el equipo en posición cerrada que abierta debido a las diferencias en el efecto del campo eléctrico en el aislamiento. Para analizar el estado del aislamiento, usen el total de las pérdidas del mismo polo o fase con la unidad abierta, y la comparación de las pérdidas resultantes en la prueba con la unidad cerrada. Si el factor de potencia supera el 2% en todo el conjunto o alguna fase, es importante que investiguen la causa.

Prueba de resistencia de contactos

Corrobora la presencia de alta resistencia entre los contactos móviles y fijos de los restauradores. Si hay una alta resistencia derivará en calentamiento. Para preparar la prueba, asegúrense de que las bobinas serie del equipo no intervengan por su impedancia. Tienen que abrir el restaurador para acceder al punto de medición.

Limpien también las partes en las que se realizará la conexión del medidor, de modo que haya un buen contacto. Es necesario que las conexiones del equipo de prueba se realicen de manera directa en los contactos móviles y fijos, lo que requiere la extracción del tanque de su interior para iniciar la medición.

La prueba de resistencia de contacto permite la detección oportuna de las dificultades que se presentan por alta resistencia de contactos. La última varía según el diseño del equipo. La información de puesta en servicio es útil para realizar comparaciones con pruebas futuras. El valor aceptable para los equipos nuevos es de 50 microohms, mientras que para las unidades usadas oscila entre 100 y 150 microohms. Los valores señalados aplican para el restaurador hidráulico. Si disponen de nuevas tecnologías, consideren los valores que sugieren los fabricantes.

Prueba para verificar la corriente mínima de disparo de fase

Se aplica para comprobar el pick up o corriente de arranque del equipo. Para su realización hay tres métodos:

  • Aplicar una corriente con un equipo integrado según el pick up. Los equipos de prueba provocan el disparo y registran el lapso de apertura. Es importante seguir el manual del restaurador para efectuar este método.
  • Realizar la prueba con un transformador de alta carga. No brinda un tiempo de apertura como el método anterior.
  • Apoyarse en simuladores de fallas para relés de protección en los equipos que dispongan de control microprocesado.

Para el segundo método deben conectar un variac en el circuito y las terminales X y W sobre las boquillas de la fase sometida a prueba. Cierren el equipo con el maneral de forma manual. Tienen que bloquear el disparo a tierra para realizar la prueba, además, girar el control de variac y cerrar el interruptor de navajas para aumentar la corriente. La impedancia de la bobina incrementa a medida que empieza a moverse el émbolo de esta, y causa una reducción en la corriente. El valor que deben registrar es el obtenido un instante antes de la reducción.

Esperamos que estas pruebas les sean útiles. Lo recomendable es adquirir un restaurador de calidad y de marca con proveedores confiables para asegurar su funcionamiento. En Asesores en Alta Tecnología encontrarán la mejor opción. Si desean conocer más sobre el restaurador de las marcas G&W o Noja Power o los seccionadores que ofrecemos, marquen al (81) 8357 4493 o completen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

*

Comience a escribir y presione Enter para buscar